estremecedora mecedora

cobija de mar

Posted in Uncategorized by Javier Elizondo on diciembre 14, 2011

El mejor pensamiento para cuando suena la alarma que termina la siesta es que nada importa; que a nadie le importa. Después, uno siente que ahí están todavía los zapatos y que afuera hay un mundo listo para despreciarlo, y se termina la siesta.

Anuncios

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Grieving father said, on diciembre 14, 2011 at 3:21 am

    Cuán cierto es: “afuera hay un mundo listo para despreciarlo”. Yo quisiera que las siestas nunca terminaran del todo, vivir dormido o dormir viviendo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: